volver
Título Retribución extrasalarial de los vales-comida
  Se considera salario en especie toda retribución consistente en  una prestación distinta del dinero (manutención, casa-habitación, alojamiento, etc). Pero solo existe salario en especie cuando venga fijado por normas legales o convencionales, o haya sido fijado en pacto expreso o tácito. El trabajador solo puede percibir en especie el 30% de las percepciones salariales. Las percepciones en especie deben incluirse en la base de cotización por formar parte de la remuneración total del trabajador.
 

En ocasiones se confunde el salario en especie con las retribuciones extrasalariales que compensan al trabajador por los gastos producidos por la relación laboral, y que están excluidas de cotización y de retención al IRPF (dietas, gastos de viaje, gastos de locomoción, pluses de transporte, gastos de manutención, etc) .


Consecuencias de las retribuciones extrasalariales:


a) No cotizan a la seguridad social ni tienen retención del IRPF, pero tampoco repercuten en la cuant[0xed]a de las prestaciones de la SS.


b) No computan a efectos de indemnización por extinción del contrato, ni salarios de trámite, etc.


c) No se benefician de la protección y garant[0xed]as del salario.


En este sentido, se excluyen de la consideración de retribución en especie a las entregas de productos a precios rebajados en cantinas, comedores de empresa o economatos de carácter social, y, de manera indirecta, tambián se excluyen de cotización, cuando se entreguen al empleado vales-comida o documentos similares, que vienen a sustituir el servicio de comedor, pero siempre que reÚnan determinados requisitos.


En estos casos la prestación del servicio ha de tener lugar durante d[0xed]as hábiles para el empleado y no ha de tener lugar durante d[0xed]as que el empleado devengue dietas por manutención exceptuadas de gravamen (dietas, gastos de locomoción y de manutención y estancia ).


Pero este tipo de percepciones extrasalariales han sido objeto de abuso, lo que desvirtÚa su finalidad, al emplearse a menudo en fines de semana o para el uso de personas ajenas a la prestación laboral ( amigos, etc).


Ello ha provocado que el Ministerio de Hacienda  tras el nuevo reglamento del IRPF (art. 45 y stes. RD 439/2007, de 30 de marzo), haya incrementado las cuant[0xed]as exentas de cotización y tributación de los vales que las empresas entregan a sus trabajadores en concepto de comidas, de los 7,81 euros a 9 euros, adecuándose al precio medio del menÚ diario, pero a su vez a introducido una regulación muy restrictiva que puede desincentivar a las empresas a entregar este tipo de beneficios.


En todo caso, el exceso sobre dicha cuant[0xed]a ( 9 euros) se considerará retribución en especie, por lo que si debe cotizar a la SS.


Actualmente a los vales comida se les exige los siguientes requisitos:


- Los vales tendrán que estar numerados, expedidos de forma nominativa y en ellos deberá figurar la empresa emisora y, cuando se entreguen en papel, además, su importe nominal.


- Serán intransmisibles y la cuant[0xed]a no consumida en un d[0xed]a no podrá acumularse a otro d[0xed]a.


- No podrá obtenerse, ni de la empresa ni de tercero, el reembolso de su importe.


- Sólo podrán utilizarse en establecimientos de hosteler[0xed]a.


- La empresa que los entregue deberá llevar y conservar relación de los entregados a cada uno de sus empleados o trabajadores con expresión de:


- En el caso de vales comida o documentos similares, nÚmero de documento, d[0xed]a de entrega e importe nominal.


- En el caso de tarjetas o cualquier otro medio electrónico de pago, nÚmero de documento y cuant[0xed]a entregada cada uno de los d[0xed]as con indicación de estos Últimos.