Competencia de la Junta General. Venta de activos esenciales

6 junio, 2016 | Consulta Mercantil

Antecedentes: una mercantil tiene dos socios, con reparto de 75-25 en las participaciones sociales, no tiene actividad, y tiene como único bien un solar el cuál se quiere vender.

CONSULTA

Para proceder a la venta del bien, ¿qué derechos de información tiene el socio minoritario? ¿Hay que convocar junta antes de la venta?

(*) Consulta formulada por un cliente, suscrito a 2ª opinión experta. Todas las referencias al cliente se han omitido por motivos de confidencialidad.

Libro Guía para el control y la optimización de la gestión fiscal, laboral y mercantil 2019

RESPUESTA

De conformidad con lo preceptuado en el artículo 160, letra f) del Real Decreto Legislativo 1/2010, de 2 de Julio, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de Sociedades de Capital (LSC), la venta de activos esenciales de una sociedad, es competencia de la Junta. Se presume, dice la norma, el carácter esencial del activo cuando el importe de la operación supere el veinticinco por ciento del valor de los activos que figuren en el último balance aprobado. En el caso que nos ocupa, según se indica, el único activo de la sociedad es el que se pretende enajenar, por lo que debe convocarse a la Junta antes de proceder a su enajenación.

La convocatoria de Junta y la aprobación por su parte de la venta del solar, son la principal protección del socio minoritario, pues cualquier acuerdo contrario al procedimiento expuesto es susceptible de resultar declarado nulo (impugnación de acuerdos con arreglo a los artículos 93 y 207 de la LSC).

Lo cierto es que la ausencia de actividad no afecta en absoluto a la obligación de convocatoria de Junta y a la necesidad de que sea ésta quien apruebe la enajenación del bien, con independencia de que el acuerdo será válido con la mitad de las participaciones favorables, en el más exigente de los supuestos (artículos 197 Bis y siguientes LSC), lo que ya está al alcance del socio mayoritario. La función es evitar el perjuicio del minoritario y de la propia sociedad.

Normativa aplicada:

  • Real Decreto Legislativo 1/2010, de 2 de julio, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de Sociedades de Capital. Art. 160.

CONCLUSIÓN

Es precisa la Junta, dando cumplimiento a las normas de convocatoria y celebración, para aprobar la enajenación del solar, pudiendo el socio minoritario impugnar cualquier acuerdo social adoptado sin la observancia de dichas reglas, con el consiguiente riesgo de nulidad.

Últimas consultas

Aspectos contables de la dación en pago de un inmueble hipotecado

Antecedentes: se trata de una sociedad “A” que compra un crédito hipotecario a una entidad bancaria por menor importe del total del crédito. Para este ejemplo pongamos que el crédito total era de...

Tasación de costas. Impugnación respecto a los honorarios del perito

Antecedentes: se trata de un cliente que obtuvo SENTENCIA favorable en un juicio ordinario con cuantía de 138.000 €. Se presentó solicitud de tasación de costas que fueron tasadas con fecha...

Problemática con los salarios de trámite: desempleo y readmisión del trabajador

Antecedentes: se trata de una empresa que despidió a un trabajador y pasados unos meses ante la sentencia desfavorable por despido declarado improcedente, la empresa ha optado por la readmisión del...

Suscríbase, de forma gratuita, a nuestra News

Reciba las últimas consultas publicadas, así como artículos y otras actualizaciones de la empresa.

Suscripción realizada. En breve recibirá un email para su confirmación.

Share This